Un zapato me quiere meter preso

Léalo “Un zapato me quiere meter preso” por @raguilarandrade

Estado de propaganda

En circunstancias normales, cuando uno recibe una citación para rendir confesión judicial un día sábado sabe que sólo puede tratarse de un error: la ley manda de forma expresa que ese tipo de trámites legales se cumpla exclusivamente en días hábiles. Pero el aparato de justicia del Estado correísta ha puesto la normalidad entre paréntesis. Bajo su control, una citación para presentarse ante un juez en día sábado bien puede tratarse no de un error, sino de una trampa. O ser una forma de intimidación. O simplemente ganas de joder. Hay que tomar precauciones. Lo mejor -contra toda lógica, contra todo sentido común, contra toda noción de legalidad- es presentarse. Porque en el aparato de justicia del Estado de correísta cualquier cosa puede ocurrir, lo sabe todo el mundo. Ahí donde un ciudadano inocente (en una sentencia que reconoce expresamente esa inocencia) es condenado a prisión por el delito de…

Ver la entrada original 821 palabras más

Instrucciones para un golpe blando

Estado de propaganda

El golpe blando es un saco donde cabe cualquier cosa. Una opinión, una denuncia, una reunión, un intercambio de mensajes, una manifestación, cualquier tipo de protesta, la reclamación de un derecho… Todas esas acciones que solían entenderse como parte del ejercicio legítimo de la política y de la ciudadanía hoy están bajo sospecha. Hacen parte de lo que el gobierno llama “los cinco pasos para desestabilizar democracias por vías no tradicionales” tal y como constan, supuestamente, en el manual de Gene Sharp, pretendido ideólogo estadounidense de los golpes suaves. ¿En qué consiste tal estrategia? Diario El Telégrafo hizo una infografía y la Secom, sobre esa base, produjo un videíto para explicárselo a los incautos en la última sabatina (la 432: ya sólo nos quedan 96). Vale la pena seguir su desarrollo paso a paso para entender cómo, según esta visión, una serie de prácticas que debieran corresponder a la normalidad…

Ver la entrada original 1.631 palabras más

Así nació #nohacefaltapapel en abril de 2014 entre Nueva York y Austin

#nohacefaltapapel

IMG_1422

#nohacefaltapapel nació el 2 de abril de 2014 en una pequeña cafetería de la calle 15 casi debajo de la High Line, el parque que se asienta sobre los raíles del antiguo metro elevado de Nueva York. El Blue Bottle Coffee es un local diminuto donde los camareros llevan gorro y se toman su tiempo para dejar caer poco a poco cada bebida a través del filtro. Ateridos por el frío junto a la puerta y con un único taburete, Eduardo y yo probamos nombres para un blog que queríamos empezar aprovechando que nos habían invitado al congreso de periodismo digital de Austin (Texas). “¿Más allá del papel?” Imposible. Ya estaba cogido en WordPress. “¿Y qué tal no hace falta papel?” Sonaba más combativo y estaba libre. Nos pareció el nombre perfecto.

Ver la entrada original 615 palabras más

Cuencanísimo.com

BOTELLA_DEL_NAUFRAGO

ARGUYO:

Entre los miles de idiomas y formas de comunicación que la humanidad ha ido forjando, existen aquellos que no necesariamente conllevan palabras o rasgos gráficos que lo definan como tal.

Siempre me fascinó el correo de la Isla Floreana en nuestro archipiélago en el cual se confiaban los mas personalísimos sentires de colonos, corsarios y afines, al primer navío que se arrime, el mismo que cumplía con la sobrentendida encomienda de desconocidos cual si fuese su insoslayable fin, idem de cruz roja, bomberos, voluntariado y otras nobles actividades humanas.

Sin embargo una figura mundial que tiene interpretación inmediata resulta la misiva lanzada al mar en una botella cualquiera, sea en Singapur, Tasmania, Anchorage, Sicilia, Southampton o Posorja, el encargo es interpretado inmediatamente. El mensaje en la botella del náufrago implica un llamado de auxilio si no un deseo reprimido, al fin, una embotellada esperanza de encontrar eco, respuesta u olvido.

Si bien no despertamos con el salino aroma marino de las dos citas previas he pretendido lanzar ese mensaje, cuencanísimo como soy, primero a los cercanos y luego a quien lo reciba para construir permanentemente un espacio desde el cual aportemos nuestro lodo y piedra para la base sólida y fuerte de una comunidad que se respeta, consciente y solidaria que se construye en el debate responsable.

 Por qué Cuencanísimo Multimedios?

El entorno cuencano nos brinda un abundante y repetitivo menú en las 44 FMs, 31 AMs, 3 diarios cuencanos, 8 nacionales, buenas Revistas eventuales, esforzados canales locales e indolentes nacionales, adicionando, por si poco fuese, la muy de moda “Rendición de cuentas” publicaciones y espacios institucionales, viernesinas, sabatinas y ajisinas, formas éstas consagradas en la Constitución de Montecristi y que son tarima para histriónicos oradores con distinta suerte.

La agenda local está inducida por los grandes medios nacionales tanto en condumio como en las saturadas dosis de banalidad por lo que en Cuenca, como en la mayor parte del país, recibimos lo que no pedimos y muchas veces se “vira la cara” a lo que nos empaquetan desde el bicéfalo poder, permitiendo entonces el espacio para esta propuesta desde Cuenca para el mundo.

La inmediatez de la noticia y la dinámica de la comunicación actual implican arriesgarse a “embragar” y bajar las revoluciones para enfocarnos en el carril del contexto que no vemos a las altísimas velocidades que la modernidad exige; implica atreverse a generar contenidos sustentados en la investigación, en construir una “neutral agenda plural” de articulistas y de sincerar la condición hiperpolítica de la comunicación. Implica esto, compartir el mismo espacio con personas que tendrán criterios diametralmente opuestos sobre un mismo tema; ese es el reto.

Llegamos en un momento de transformaciones que remitiéndonos a la línea de tiempo ha tenido voces de la talla de César Dávila, Remigio Crespo, Manuel J Calle, José Peralta, Octavio Cordero, Antonio Borrero, Solano entre otros, lo que para el buen entendedor ratifica que Cuenca no puede autoexcluirse del debate nacional que pretende ser encasillado en el voto como máxima expresión de las conclusiones del, muchas veces, inexistente debate. Ese voto ciego es el que a través de la historia ha permitido que “la ilegalidad legalmente impere” como diría Goethe.

Adela Cortina explica que el rol de los periodistas y los medios responsables es “potenciar la expresión libre de las opiniones, pero no tanto de los periodistas sino de los ciudadanos comunes”  citó hace poco Rubén Darío Buitrón en su blog.

Los medios también ayudan a que la sociedad construya acuerdos, en tanto promueven que las personas hablen y se pronuncien sobre los mismos temas. Esta función de búsqueda del consenso, es un aspecto clave para toda democracia.

De hecho, los medios no sólo son formadores de opinión pública sino que a su vez “son formados por la opinión pública” (Martini), lo cual implica una interrelación entre medios, ciudadanía, Estado y políticos. En medio de este clima de convulsión y cuestionamiento de la vida política y de los modelos democráticos, la función periodística corre el riesgo de derivar hacia versiones estereotipadas de la vida pública, hacia la trivialización informativa y la espectacularización.

Algunos teóricos han definido este momento como propio del “infoentretenimiento” generador de nuevas expectativas para sectores mayoritarios de la población que se caracterizan por “una escasa credibilidad en las instituciones y los partidos políticos y se enfrentan con graves problemas en la vida cotidiana (desempleo, inseguridad y violencia)” (Martini)

No en vano, autores como Javier Darío Restrepo apelan a la urgencia de un recentramiento del periodismo como servicio público, para “evitar que la actividad política degenere en mercadotecnia electoral” y se le restituya al debate político la dignidad que éste debería tener en las sociedades democráticas. Lo menciona ya Antonio Pasquali: “Lo que está amenazado no son los partidos políticos sino la democracia misma. Hay que darle prioridad a la educación (enseñar a pensar)”

Edgar Morín apuesta a un equilibrio, una ecología entre información, medios y democracia. Con ello se garantizaría el respeto a la diversidad de ideas y el pluralismo para el ejercicio del derecho de las minorías a su propia existencia y expresión. Escribe este autor francés: “así como hay que proteger la diversidad de las especies para salvar la biosfera, hay que proteger la de las ideas y opiniones y también la diversidad de las fuentes y medios de información (prensa y demás medios de comunicación) para salvar la vida democrática” (Morín).

 Para qué Cuencanísimo Multimedios ?

Principio base: La información es un derecho, no una mercancía.

Con la seguridad de la existencia de vida en el tono de grises que hay entre el blanco y negro del discurso oficial, nos sumergimos en la entelequia del ciudadano y sus avatares para proponernos como plataforma de expresión o escape, o las dos; esto implica volvernos útiles para él, ella, implica que la agenda política debe partir desde las aspiraciones de una madre, de un padre sobre la ciudad que quiere para sus hijos o nietos: paz, sanidad, educación, dignidad, oportunidad.

Implica empujar los grandes consensos y debatir los disensos, implica hacer política no partidista para construir como parte del estado sociedad lo que los atavismos de la autoridad de turno le impide hacer. Es enfrentar sus lacras sociales, no evitarlas, evadirlas, maquillarlas o invisibilizarlas.

Entendemos a la señora Democracia como una cosmovisión, estructural, no coyuntural partidista, lo que nos lleva a correr el riesgo de edificar nuestra agenda desde la acera de en frente de las autoridades, más allá del boletín o la rueda de prensa y/o la “Ayuda memoria” dirigida por Relaciones Públicas desde la institucionalidad.

Debemos retar al lector, formar una comunidad de periodistas y lectores insatisfechos con los contenidos y formatos actuales, que no se limite a su análisis, sino que luche por utilizar estos espacios para un cambio social y político. En buen romance una ciudadanía activa.

Tampoco la prensa ha podido empoderar a la gente para que sea capaz de resolver su propia vida. Más bien, lo que ha hecho es sesgar, editar, impedir que se conozcan otras visiones del país, solo una parte de la realidad, entonces el oficio debe recuperar el contacto con la sociedad, aceptarse como un servicio público y elevar la calidad de su oferta temática.

 Cómo lo haremos ?

Publicar en la web es mucho más agradable que pasar por los procedimientos que existen en la industria editorial tradicional, no nos enfrentamos con los límites de los caracteres, espacio, tiempo y la imagen única.

Característica nuestra será sin duda, lo “multicolor” de los más de 30 articulistas, comunicadores, caricaturistas y otros comprometidos en esta caminata sin meta que buscarán el abrigo y complicidad del ciudadano con sus afanes.

 Cuencanísimo.com estará en permanente modo ensayo y error, siempre en versión beta ya que combinamos tecnología e investigación donde la participación de la gente es fundamental ya que nuestro objetivo es ofrecer buenas historias de las que importan, con profundidad para explicar situaciones complicadas. Queremos que se entiendan los hechos, que tengan contexto, que sepan por qué está pasando lo que pasa.

En medio de esta tormenta apostamos por el rescate de la crónica, narrativa y reportaje, siendo esta apuesta un anhelo utópico que dejará de serlo solo con la creativa lucidez de ustedes queridos invitados… para empezar a volar hay que saltar al vacío. Ante la velocidad y ansiedad informativa, ante el despliegue de subjetividades, de opiniones fugaces, ocurrentes y lúcidas, el cronista mira en profundidad, emerge pausado, analítico, reflexivo, luego real.

Combinamos lo mejor del socialmedia y la interactividad para gestar la cierta posibilidad de que el lector elija qué es lo que importa realmente, brindando la alterativa de que cada quien consuma la información a su manera, en la plataforma que guste: Facebook, Twitter, Youtube, Instagram y Soundcloud; eso es el multimedia.

Y por si no fuese poco lío el que buscamos, en la búsqueda de ser la monedita de oro nos aventuramos en el “multitarget”, infernal e imposible concepto para los marketeros.

¿Qué es posible una propuesta de comunicación integral desde Cuenca para el mundo? … yo digo que sí. Y ustedes?

Bienvenidos.

Con admiración y estima,

Iván Quezada Bernal